Como ya os adelantamos en los artículos en los que hablamos sobre el cuestionario de salud al que suele someter una compañía aseguradora al asegurado con carácter previo a la contratación de la póliza, o también cuando escribimos acerca de los seguros de protección de pagos, las entidades aseguradoras suelen oponerse al abono de la cantidad contratada en la póliza por diversos motivos. Si bien, nos centraremos en las causas más frecuentes en casos de fallecimiento del asegurado.

Además de los ya señalados seguros de vida y protección de pagos, accidentes e incluso en los seguros combinados de responsabilidad civil y vida, cuentan entre sus coberturas con la garantía por fallecimiento.

Motivos más frecuentes

En los seguros de vida la causa de exclusión más habitual se centra en las respuestas dadas por el asegurado en el cuestionario de salud cuando la compañía aseguradora considera que se le ocultó información. El ejemplo más habitual es aquel en el que la aseguradora alega que el asegurado conocía con anterioridad a la contratación del seguro la enfermedad por la que finalmente falleció y no se le comunicó debidamente.

En los seguros que combinan una cobertura para el caso de fallecimiento del asegurado por enfermedad y también fallecimiento por accidente, la indemnización de este último suele ser mayor. Ese es el motivo por el que, en caso de que existan dudas sobre la causa de la defunción, la compañía pretenda abonar siempre por la garantía de enfermedad, pagando de esta forma una indemnización menor. Un claro ejemplo de este tipo coberturas sería el siguiente:

Un médico fallecido por COVID-19 fallece como consecuencia de un accidente de trabajo, puesto que así se estableció legalmente que fuese considerado el coronavirus, por lo que sus herederos tendrán derecho a cobrar por la cobertura de fallecimiento del asegurado por accidente, no por la de enfermedad (que suele ser menor).

Por su parte, en los seguros combinados de responsabilidad civil y vida las oposiciones más frecuentes por parte de las aseguradoras vienen determinadas por cualquier tipo de negligencia llevada a cabo por el propio asegurado, desde el consumo de sustancias alcohólicas y estupefacientes, a la realización de actividades peligrosas.

Si quieres contactar con ARYS Abogados puedes enviar un mail a info@arysabogados.es, rellenar el formulario de nuestra página de contacto o llamar al número de teléfono 986 11 30 80. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Carlos Rial. Socio Fundador